jotarraf Presentación Sección siguiente Capítulo siguiente Indice

I.- INTRODUCCIÓN

La programación como actividad cotidiana.

La programación es una actividad familiar, diaria. Los resultados o las consecuencias de su ausencia podemos observarlas claramente entre nosotros.

Si preguntamos al dueño de una tienda tradicional de comestibles, sobre los tipos de clientela habitual que tiene en cuanto al modo de hacer las compras, muy probablemente nos contestará que existen dos clases extremas de amas de casa; una que está continuamente entrando y saliendo del establecimiento haciendo pequeñas compras pero varias veces al día; y otra que le visita una sola vez, o cada dos o mas días y se aprovisiona de todo lo necesario para ese periodo de tiempo; puede ser una cuestión de conveniencia de la encargada de realizar la compra, pero es muy posible que sea la falta de previsión de las necesidades que va a tener en el día.

Todos en ocasiones, hemos llamado a un profesional para que nos solucione una determinada avería o reparación en casa. También aquí observamos dos modos de trabajar; uno inicia inmediatamente la labor, que se ve continuamente interrumpida por la falta de una herramienta, o de alguna pieza que tiene que sustituir; cuando ya tiene el trabajo algo avanzado, lo empieza de nuevo porque el camino iniciado no le parece el correcto, etc.; el otro analiza y estudia primero lo que ha de hacer, según lo que le han ordenado, y a continuación considera que es lo que va a necesitar, proveyéndose de ello, acometiendo la reparación y llevándola a término sin ninguna interrupción.

De los segundos supuestos de actuar de los dos ejemplos anteriores podemos deducir que se han seguido los pasos siguientes:

  1. Análisis de la situación. Dónde estoy?, Cuál es la situación?
  2. Determinación de objetivo Qué se quiere hacer? A dónde se quiere ir?, Cuál es el fín?
  3. Elección del procedimiento. Cómo llegar? Qué acciones hay que desarrollar?

A la vista de este esquema podemos deducir que la programación, así considerada, es tan antigua como el hombre, dado que siempre habrán existido y existirán las segundas posibilidades de decisión de la forma de actuación.

Podemos aproximarnos al concepto de programación, también, desde un punto de vista de grupo de personas, o colectividad, siendo mas claramente desmostrable su necesidad o conveniencia.

Tan pronto como dos o mas personas aportan sus esfuerzos a una empresa común, es necesario determinar la tarea de cada una de ellas, y sus comportamientos han de estar fijados por una serie de normas que los regulen, a fin de conseguir mas fácilmente el intercambio de puestos y las metas que se han propuesto.

Todas estas actividades quedarían reflejadas del modo siguiente por los apartados:

  1. Formular unas políticas o guías de conducta.
  2. Definir unas metas, unos objetivos.
  3. Señalar un procedimiento. Decidir que se hará para alcanzar los objetivos. Establecer un programa.
  4. Definir unas responsabilidades. Quién y qué va a hacer.

Teniendo presentes estos razonamientos podemos decir que la programación es la determinación racional de adonde se quiere ir y como se quiere llegar; es una actividad que hace que un ente, una sociedad, una empresa, una persona se convierta en aquello que se quiere convertir.

Una empresa difícilmente será mejor que lo que piensen o quieran sus componentes; su futuro será lo que quieran que sea, siempre y cuando, decidan en el momento oportuno, las acciones necesarias para alcanzarlo.


jotarraf Inicio Inicio capítulo Sección anterior Sección siguiente Capítulo siguiente Indice

Propósito del trabajo.

El propósito del presente trabajo es, a la vez que definir y concretar los conceptos que dentro de la planificación en la empresa se barajan, señalar, aunque muy someramente, distintos procedimientos que están disponibles para llevarla a cabo, encuadrándolos todos, dentro de un contexto integrado.

En todos los cursos y seminarios que plantean temas sobre la empresa y en concreto sobre los planes que en ella hay que efectuar, siempre se hace referencia a términos, generales o específicos, que muy a menudo quedan confusos en su contenido y significado, y en su encuadramiento dentro de la programación global; esto unido a la necesidad de la programación en la empresa son los motivos de haber elegido el tema.

La necesidad de planear es tan obvia y tan grande que es difícil encontrar a alguien que no esté de acuerdo con ella. Se podrá discutir los límites, el objeto, los fines de la programación, pero no la necesidad de programar.

La planeación es necesaria cuando el hecho futuro que deseamos implica un conjunto de decisiones interdependientes, esto es, un sistema de decisiones que se caracteriza porque son demasiado grandes como para manejarlas todas al mismo tiempo; y ese conjunto de decisiones necesarias no puede subdividirse en subconjuntos independientes.

Esto exige que la planificación sea un proceso, que no tiene conclusión, ni punto final, y no un acto.

Dado que es un tema excesivamente amplio para un trabajo de este tipo, dejo constancia de que se es consciente de esa dificultad, debido a lo cual no ha sido posible profundizar, lo que si hubiera sido posible de haberse limitado a cualquier aspecto parcial del tema; pero ello hubiera sido insuficiente para saciar la curiosidad que he sentido por la problemática general de la planificación.


jotarraf Inicio Inicio capítulo Inicio Sección Capítulo siguiente Capítulo siguiente Indice